background.png

EN TIEMPOS DE COVID-19
LÍNEA TELEFÓNICA DE APOYO 
A VÍCTIMAS DE VIOLENCIA MACHISTA EN CUBA

+53 5 5818918

Horario de atención:

Lunes a viernes

10:00 am a 1:00 pm

2:00 pm a 7:00 pm

Declaración conjunta para exigir el estado de emergencia en Cuba por violencia de género

 

(5 de febrero de 2021)

La Red Femenina de Cuba, la revista feminista Alas Tensas y la plataforma Yo Sí Te Creo en Cuba, hacen un llamado conjunto por la acción ciudadana y estatal en busca de una respuesta efectiva a los feminicidios en Cuba.

A cinco semanas del 2021, los diferentes observatorios de los proyectos que realizan esta declaración han confirmado cinco muertes violentas de mujeres a manos de sus parejas y existe otro reporte por verificar.

La situación es alarmante y nos llama a pedir que las autoridades declaren de inmediato la emergencia por violencia machista en el país, dados los pronósticos de más confinamiento por la covid-19.

Ya 2020 fue un año terrible, en el que se confirmaron 29 feminicidios (incluidos dos de mujeres canadienses), 3 feminicidios infantiles asociados y un niño asesinado por violencia vicaria contra su madre. También se reportaron casos de violencia sexual contra mujeres y niñas e intentos de feminicidio.

Todo lo que nuestros observatorios logran hacer, con la invaluable ayuda ciudadana, no es más que un subregistro de lo que sucede en la realidad. El primer paso para resolver un problema es reconocerlo y todavía esperamos al menos por:

— Cifras oficiales actualizadas de asesinatos por razones de género.

— Que delitos de violencia de género, en especial el feminicidio, sean tipificados en la reforma del Código Penal, prevista para abril de 2022.

— La cooperación de la sociedad civil, sector privado y estatal por la creación de casas de acogida de emergencia para mujeres y sus hijes, como parte de un sistema integral de atención a la violencia de género.

— Instaurar como práctica la declaración de los estados de emergencia por violencia de género.

— Incluir la prevención de las violencias basadas en género en la educación y la salud, además de permitir que iniciativas feministas realicen acciones comunitarias en ese sentido.

Seguimos abogando por una Ley Integral contra la Violencia de Género en Cuba y que cese de una vez la criminalización del activismo feminista.